arol.figueroa

lo que me viene a la cabeza

Menu Cerrar

¿Por qué no quería que me aumentaran el sueldo?

Hace un tiempo, sin que yo lo haya solicitado recibí un correo electrónico de mis jefes que decía algo como:

“Debido al excelente trabajo que hiciste en los últimos meses hemos decidido aumentarte el sueldo”.

Leer más

Primera carta a mi mismo

Hola Arol

Voy a ir al grano para que entiendas por qué te escribo: Aún no llegas a los cuarenta años y te preocupa perder la memoria en el futuro. Ahora mismo, cuando leas esto seguramente tendrás más de setenta, tal vez recuerdes todo o tal vez nada: sin embargo debo presentarte quién eres y por qué te escribo. Por qué nos escribo.

Leer más

Personas que luchan contra molinos de viento

Cunchillos es un pequeño punto en el mapa de España donde muy pocos posaron la vista. No tiene más de 150 habitantes; su historia es interesante pero nada famosa y ni siquiera por una tragedia sale en portada de periódicos. Pero lo que pocos saben es que en ese lugar se resguarda un grupo de luchadores casi anónimos.

Leer más

Hacer nada es una acción subversiva

“Los indios son perezosos”, escribió el fray Gregorio García en Origen de los indios del nuevo mundo e indias occidentales. Las palabras del religioso se apoyaban en el afán esclavizador de los conquistadores más que en una visión humanista de los aborígenes. Pero sus ideas calaron tan hondo que aún se conservan vestigios en algunas zonas latinoamericanas.
Leer más

Una biografía escatológica

A la edad de cinco años me hice pis en la boca. Dicho así resulta gracioso, pero se requiere mucha destreza y precisión para conseguir tal hazaña; mucho más si se tiene un metro de altura y poca noción de física y cálculos matemáticos. Leer más

Eres viernes

Eres el viernes de mi semana

Tu cara parece sábado

Y tu mirada

sonríe vacaciones

¿Hacia dónde miramos?

Unos meses atrás estuve en Auschwitz y se dio esta conversación entre una visitante y un guía que explicaba las atrocidades cometidas en el lugar:

Leer más

Escribiendo sobre una tortuga

Hace 8.600 años alguien cogió el caparazón de una tortuga y con algo, tal vez una piedra, escribió “ojo”. El hallazgo, hecho por el científico Garman Harbottle, muestra es el registro más antiguo que existe en la tierra sobre la itención del humano de tratar de dejar su rastro escrito, una señal de su paso. El hombre, tal como lo conocemos hoy o como fuera hace 8.600 años se abraza al deseo de comunicarse y de expresar lo que piensa.
Leer más

El papá de David

Cuando yo era pequeño, frente a mi casa, vivía un niño que se llamaba David que nos decía, muy convencido, que su papá era Superman y que, además, tenía superpoderes que lo hacían especial. Mis amigos y yo nos partíamos de risa.
Leer más

Carta a Cortázar

Querido Julio

Llevo semanas pensando, escribiendo, borrando y volviendo a escribir. Solo a mi se me ocurre escribirte a ti que estás en un pedestal tan alto que no podré llegar a entregarte nada que esté a la altura y sin embargo aquí estoy, una vez más, soltando alguna palabra, mezclando letras y cruzando los dedos para que salga algo respetable, algo que no merezca ser arrojado a la basura.
Leer más

© 2017 arol.figueroa. All rights reserved.

Theme by Anders Norén.